AviaciónPolíticaTransporteViaje

Sánchez insiste en ocultar sus viajes en Falcon por ser «materia especialmente sensible»

El Ejecutivo fundamenta su decisión en la Ley reguladora de los Secretos Oficiales

El Gobierno ha rehusado dar cuenta al PP de los viajes en Falcon que realizó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante todo el año 2021 por ser «materia especialmente sensible», conforme a los establecido en la Ley de Secretos Oficiales.

Diversos diputados del PP, con su portavoz, Cuca Gamarra, a la cabeza, registraron una batería de preguntas escritas en el Congreso pidiendo al Gobierno que detallara los trayectos efectuados por Sánchez a bordo del Falcon 900 de la Fuerza Aérea Española y de los medios aéreos pertenecientes al Ejército-concretamente helicópteros-, especificando el origen, el destino y el motivo de cada desplazamiento.

Singularmente, pedían cuentas por los motivos que llevaron al jefe del Ejecutivo a desplazarse en Falcon a Málaga el pasado 7 de noviembre y a Alicante una semana después haciendo coincidir visitas instituciones menores con congreso regionales del PSOE.

En su respuesta, a la que tuvo acceso Europa Press, el Gobierno informa de que es «materia especialmente sensible, por razones de seguridad», las informaciones concretas y detalladas de los desplazamientos del presidente.

El Ejecutivo fundamenta dicho criterio en la Ley reguladora de los Secretos Oficiales, que detalla que «tanto los informes sobre movimientos de aeronaves militares como los planes de protección de autoridades y pasajeros sometidas a la misma, y en concreto, los informes y datos estadísticos sobre movimientos de fuerzas, buques o aeronaves militares, deben tratarse como materia clasificada con el máximo grado de protección».

Con todo, el Gobierno recalca que Sánchez emplea medios de transporte del Estado «a disposición de las distintas instituciones y sus representantes» y que éstos se asignan «con un criterio de seguridad».

El pasado mes de noviembre, el portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto, aprovechó una sesión de control al Gobierno para preguntar a Sánchez por sus viajes en Falcon a congresos regionales del PSOE, pero el presidente se limitó a acusar a los ‘populares’ de tener un «problema» con la democracia por «no reconocer el resultado de las urnas».

«EL PRESIDENTE QUE MÁS CONTAMINA»

Maroto afeó al presidente que no dijera «ni una sola palabra sobre sus viajecitos con el dinero de todos los españoles», recriminándole además que hubiera convertido «en el presidente que más contamina». «No se vuelva a poner el pin de la Agenda 2030 hasta que no empiece a respetar los Objetivos del Desarrollo Sostenible«, dijo entonces.

Al igual que el PP, Ciudadanos también registró una batería de preguntas en el Congreso pidiendo explicaciones al Gobierno por el uso del Falcon realizado por Sánchez a finales de año, haciendo coincidir visitas institucionales con actos del PSOE para poder desplazarse en el citado avión del Ejército del Aire.

De su lado, Vox tiene presentada una proposición no de ley para limitar el uso de los aviones para altos cargos de tal manera que se prohíba hacer uso del Falcón para vuelos de menos de 250 kilómetros, «salvo imperiosa necesidad debidamente justificada».

Los de Santiago Abascal persiguen así que se regule la utilización la flota oficial a disposición del Gobierno con el fin de acabar con el uso «particular o partidista» llevado a cabo por todos los ejecutivos de la democracia y, en particular, por los presididos por Pedro Sánchez.

Cual es tu reacción?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias Relacionadas

Leer mas Noticias Cargando...No más publicaciones.